Familia

Derechos de los niños de crianza en la corte

Si es un menor que vive en un hogar de crianza, hay reglas y programas para ayudarle y proteger sus derechos. Obtenga más información sobre sus derechos en la corte de menores cuando la audiencia tiene que ver con usted.

Mandar esta página a
No estamos seguros de que este recurso sea el correcto para usted. Responda algunas preguntas para ver todos los recursos e información disponibles.

Antes de ir a un hogar de crianza, la corte de menores programará una audiencia para considerar su caso. En la audiencia, sus opiniones y sentimientos son importantes. Tiene el derecho de asistir a la audiencia y compartir sus opiniones.

¿Quién participará en su caso?

En la audiencia habrá varias personas, como:

  • El juez o magistrado. El juez o magistrado tomará decisiones sobre su caso.
  • Su administrador del caso. Su administrador del caso le visita y visita a su familia para verificar que esté seguro y cuente con la ayuda que necesita. Si necesita algo, dígale a su administrador del caso. Su administrador del caso comparte información con la corte para que el juez pueda tomar decisiones que le puedan ayudar.
  • Su Tutor ad litem (Guardian at Litem, GAL) o Defensor especial nombrado por la corte (Court Appointed Special Advocate, CASA). Su GAL o CASA hablará con usted, su familia y otros. Su GAL o CASA le dirá a la corte lo que cree que sería mejor para usted, independientemente de lo que usted piense que sería mejor.
  • Abogados. Puede haber varios abogados distintos en su audiencia. Cada abogado tiene un cliente. Habrá un abogado que representa a la PCSA y a su administrador del caso. Sus padres también podrían tener un abogado que los representa. Ninguno de estos abogados es responsable por conseguir lo que usted quiere. Su responsabilidad es trabajar para lo que quieren sus clientes. Usted tiene el derecho de pedir un abogado nombrado por la corte que trabaje para usted. Su abogado hablará con usted sobre el caso y le dirá a la corte lo que usted quiere. Puede solicitar un abogado pidiéndoselo a su GAL, su administrador del caso o al juez. 
  • El guarda de banca. El guarda de banca supervisa la seguridad de la corte. El guarda de banca comprueba que todos estén seguros y sigan las reglas de la corte.
  • Un intérprete. Un intérprete escucha lo que se dice en un idioma y lo repite en otro idioma. Si usted o sus familiares no se sienten cómodos hablando en inglés en la corte, un intérprete puede traducir a otro idioma. Si quiere un intérprete, pídalo.
  • Las personas que participarán en su caso. Sus padres o las personas que presentaron el caso asistirán a su audiencia. Puede sentirse alterado al verlos. Prepárase emocionalmente para verlos.

Si quiere asistir a la audiencia

  • Dígaselo a alguien. Si quiere asistir a la audiencia, dígaselo a su Tutor ad litem (GAL), abogado o administrador del caso.
  • Elija un medio de transporte o pida asistir en forma remota. Decida cómo va a llegar a la corte, o si no puede ir en persona, hable con su GAL, abogado o administrador del caso. Ellos podrán conseguir que asista por video o teleconferencia. 
  • Pida un intérprete. Si tiene problemas de audición o no habla bien inglés, la corte tiene que proporcionarle un intérprete competente.
  • Vístase apropiadamente. La corte puede tener reglas sobre la vestimenta (por ejemplo, podría prohibir el uso de gorras o pantalones cortos). Pregúntele a su GAL, abogado o administrador del caso acerca de las reglas de vestimenta.
  • Visite el juzgado. Si está nervioso sobre la audiencia en la corte, pídale a su GAL, abogado o administrador del caso que le lleve al juzgado antes de la audiencia, para que se pueda sentir más cómodo.
  • Trae a personas de respaldo. Puede traer a una persona de respaldo para que le acompañe en la corte y le hable después de la audiencia.
  • Llegue temprano. En su fecha de audiencia, llegue temprano al juzgado. Su GAL o abogado puede recorrer el juzgado con usted y presentarle al personal, como el guarda de banca (que supervisa la seguridad en la corte) y el taquígrafo de la corte (que toma notas).

Si no puede asistir a la corte, puede escribirle una carta al juez o magistrado. Déle la carta a su GAL, abogado o administrador del caso, para que la lleve a la corte. La carta no es privada. Todas las personas involucradas en el caso pueden leer la carta.

Si fue maltratado y podría ser muy duro emocionalmente asistir a la audiencia, el juez puede ordenar una videograbación de su testimonio (su declaración oficial ante la corte). El video se grabará antes de la audiencia para que no se tenga que enfrentar en la corte con las personas que le maltrataron.

Cuando esté en la corte

Durante la audiencia, o si tiene una entrevista con el juez, debería:

  • Ponerse de pie cuando el juez o magistrado lo haga. Cuando el juez o magistrado entre o salga de la sala, póngase de pie como signo de respeto. Cuando el juez se siente, también podrá sentarse usted. El funcionario de la corte le dirá cuándo se puede sentar y cuándo se tiene que poner de pie.
  • Diga: “Su señoría”. Dirígese al juez o magistrado como “su señoría”. Hable siempre de forma respetuosa.
  • Conteste las preguntas del juez. Habla directamente con el juez o magistrado. Habla solamente cuando el juez o magistrado le pida que hable. Si quiere decir algo, levante la mano y espera a que el juez le dé permiso.
  • Hable claro. Antes de ir a la corte, anota sus pensamientos para recordar lo que quiere decir. Sea claro y conciso. La audiencia será registrada con un grabador de audio o por un taquígrafo de la corte, así que debe contestar siempre con palabras. No asienta solo con la cabeza.
  • Piense antes de contestar. Antes de contestar preguntas, piense en su respuesta. Si no recuerda algo, diga “no me acuerdo”. Si no comprende una pregunta, diga “no comprendo la pregunta”. Si el juez le pregunta si ocurrió algo, y usted sabe que no ocurrió, diga que no ocurrió.
  • Diga la verdad. Siempre debe decir la verdad en la corte.
  • No discute. No discute ni interrumpe a otra persona que está hablando (aunque piense que está equivocada). Espere su turno para hablar. Hable con calma.
  • Comparta sus pensamientos y sentimientos. Si hay algo que le está molestando sobre el caso, dígaselo al juez o magistrado. Quizás no obtenga lo que quiera, pero el juez tendrá en cuenta lo que le diga.
  • Recuerde que se puede ir. Si se siente incómodo en cualquier momento, puede salirse de la audiencia antes de que termine. Cuando termine la audiencia, salga del juzgado inmediatamente.
  • Hable sobre lo que pasó. Puede hablar con su GAL, abogado, administrador del caso o persona de respaldo fuera del juzgado o en un lugar privado. Antes de salir del juzgado, verifique que ha comprendido las decisiones del juez, las órdenes de la corte y los próximos pasos de su caso.
¿Fue útil esta información?