Ir a la corte

Testigos

Un testigo es alguien que puede confirmar su versión de la historia en la corte. He aquí cómo seleccionar un testigo, prepararlo y asegurar que se haga presente cuando lo necesita.   

Mandar esta página a
No estamos seguros de que este recurso sea el correcto para usted. Responda algunas preguntas para ver todos los recursos e información disponibles.

Un testigo es una persona con conocimiento directo de un problema legal entre usted y otra persona. No es suficiente con haber oído sobre ese problema porque usted le contó. Conocimiento directo significa que han presenciado, es decir visto por ellos mismos, la causa o el resultado de su situación legal.

Por ejemplo, si está demandando a su propietario porque se niega a hacer reparaciones: Puede pedirle a un familiar, amigo o vecino que ha estado dentro de su casa y visto el daño que confirme su versión de los hechos. Cuando respaldan lo que usted dice en la corte, están actuando como testigos.  

Advertencia: tenga cuidado al elegir sus testigos. Esta persona está dando testimonio a su favor. Verifique que lo que diga sea cierto y respalde su posición.

Obtenga una orden de la corte para que comparezca su testigo

Puede llamar a su testigo y pedirle que venga a su audiencia. Pero, ¿qué pasa si no viene? ¿O no puede porque tuvo que trabajar o se accidentó? A menos que tenga una orden de la corte para que venga, no tendrá ningún recurso.

Para obtener una orden de la corte, puede ir a la oficina del secretario y pedir un formulario para “ordenar la comparecencia” de su testigo. Una orden de comparecencia es una orden de la corte que demanda acción; en este caso es un citatorio que le dice a su testigo cuándo, dónde y a qué hora tiene que ir a la corte. Su testigo puede usar este citatorio para ausentarse del trabajo, de ser necesario. Una vez que el testigo reciba ese citatorio, está obligado a hacerse presente. De lo contrario, tendrá problemas con la corte. Además, si no va, usted puede pedir un aplazamiento para realizar la audiencia más adelante. La decisión final sobre el aplazamiento la tomará la corte.  

Verifique que tanto usted como su testigo están preparados

Tendrá que hacerle preguntas específicas y apropiadas a su testigo cuando dé testimonio. Para esto hay que prepararse. Puede preparar las preguntas por sí solo. O mejor aún, prepararlas con su testigo.

Es importante que no le haga a su testigo preguntas “capciosas”, es decir, preguntas que sugieren algo que el testigo no está diciendo, o preguntas que solo se pueden responder con “sí’ o “no”. Por ejemplo, hace falta una sola palabra para contestar esta pregunta. “Usted vio que el techo tenía fugas el sábado 3 de marzo, ¿no es cierto?”

En su lugar, haga preguntas como la siguiente:

  • “¿Dónde estuvo el sábado 3 de marzo?”
  • “¿Por qué estuvo allí?”
  • “¿Y qué vio?”

Una buena regla de referencia para preparar sus preguntas es usar los cuatro adverbios siguientes: “quién”, “qué”, “cuándo” y “dónde”.

Primero, siente las bases

Recuerde: el testimonio suyo y de su testigo se consideran pruebas. Cuando presenta pruebas, tiene que sentar las bases. Lo mismo vale para interrogar a los testigos. 

En la corte, tendrá que hablar con el juez y su testigo sobre los hechos del caso, paso a paso. Parta de la base que todos están escuchando su historia por primera vez, y que el testigo la está contando por primera vez. No salte ciertos hechos porque le parecen obvios. 

He aquí un ejemplo de lo que podría suceder. 

María está presentando una demanda de divorcio contra su marido Juan y quiere probar que Juan le fue infiel. Linda es su amiga cercana y testigo. Linda vio a Juan y su amante besándose en el parque. Esto es lo que María tiene que hacer para asegurar que el testimonio de Linda se considere “admisible”. 

Obtenga más información sobre lo que hace que una prueba sea “admisible”.

  • María le tiene que hacer preguntas a Linda sobre cómo y por qué reconoció a Juan en público. Por ejemplo: “¿Cómo conoce a Juan?” “¿Hace cuánto tiempo que conoce a Juan?”
  • María le debería pedir a Linda que describa lo que vio, y cuándo. Por ejemplo: “¿Dónde estaba usted?” “¿Qué día era?” “¿Qué hora era?”
  • María le tiene que preguntar a Linda lo que vio. “¿Y qué vio?” “¿Está segura de que el beso fue romántico?” “¿Está segura de que Juan estaba con otra mujer y no conmigo?” “¿Cómo lo sabe?” 
  • Cuando María haya terminado de hacerle preguntas a Linda, debería decir “Gracias, su señoría. No tengo más preguntas por ahora”. 
  • Juan o su abogado tendrán la oportunidad de hacerle preguntas a Linda a continuación. Esto se llama contrainterrogatorio.  

Cuando está dando testimonio en su nombre, estará atestiguando a favor suyo

Usted se puede presentar como un testigo en la corte. Pero como no se puede hacer preguntas a sí mismo, dará testimonio contando su versión de los hechos. Se puede preparar escribiendo una declaración. La declaración que prepare debería responder los mismos tipos de preguntas que se harían a un testigo. 

  • “¿Dónde estaba?” 
  • “¿Cuándo fue?” 
  • “¿Qué pasó?” 

El juez puede hacerle algunas preguntas cuando dé testimonio. Pero la otra parte tendrá que esperar hasta el contrainterrogatorio.

Obtenga más información sobre cómo hablar a favor de su posición en la corte.

¿Fue útil esta información?