Ir a la corte

Mediación

La mediación es una manera de resolver problemas legales y encontrar soluciones fuera de la corte. Es privada y le puede ahorrar tiempo. Pero tiene que tener una mente abierta. Además, tiene que saber lo siguiente.

Mandar esta página a
No estamos seguros de que este recurso sea el correcto para usted. Responda algunas preguntas para ver todos los recursos e información disponibles.

Hay maneras de resolver problemas legales fuera de la corte. Se llama mediación. A veces, la corte sugerirá que usted y la otra parte traten de colaborar para encontrar una solución, si lo considera posible.   

La decisión de mediar o no depende de usted. No obstante, tenga en cuenta los beneficios de la mediación. La mediación le puede ahorrar tiempo y el estrés de tener que hablar sobre su vida privada en una sala pública del juzgado. 

¿Qué es un mediador?

Si la corte le pide que usted y la otra parte intenten la mediación, y ambos están de acuerdo, colaborarán con un mediador. Un mediador es una tercera parte neutral. Esto significa que no trabaja para usted ni para la otra parte. Trabaja para la corte. 

La tarea del mediador es:

  • Manejar la reunión. El mediador hace preguntas y escucha a ambas partes, sin hacer un juicio de valor. 
  • Ofrecer soluciones. El propósito de la mediación es encontrar puntos en común. La meta del mediador es que lleguen a esos puntos en común. 
  • Poner el acuerdo por escrito. Una vez que hayan encontrado los puntos en común, el mediador pondrá por escrito todas las cosas en que se pusieron de acuerdo. 

¿Qué pasa en la mediación?

Como la mediación tiene lugar fuera de la sala del juzgado, es más informal. Lo más probable es que se reúnan solo usted, la otra parte y el mediador. 

El mediador establecerá las reglas de la reunión. Después, usted tendrá que explicar su posición, escuchar la posición de la otra parte con una mente abierta, y tomar decisiones. 

No hace falta ponerse de acuerdo en todo durante la mediación, sobre todo si cree que algo es injusto, no lo comprende o cree que no podrá hacerlo. También es aceptable que usted y la otra parte no lleguen a un acuerdo. En ese caso, el mediador programará otra reunión o devolverá el caso para su procesamiento judicial formal. 

Para tener una mediación exitosa, necesitará además:  

  • Documentos y notas. Reúna recibos, documentos o fotografías que puedan ser útiles. Escriba algunas notas de las cosas que quiere decir.
  • Apertura y honestidad. La mediación le ofrece la oportunidad de ser abierto, honesto y directo con la información que quiere compartir. Si oculta algo o miente, puede terminar malgastando un tiempo valioso. 
  • Paciencia. La mediación puede ser muy rápida o durar muchas horas. Depende de qué tan compleja sea su situación. Lo importante es seguir insistiendo, si se está progresando. Y ser paciente. 
  • Con la mente abierta. La mediación no se hace para ganar. Es para llegar a una solución que funcione para usted y para la otra parte. Esto puede significar que usted tendrá que hacer concesiones en algunos asuntos a cambio de obtener otros. 

Obtenga más información sobre cómo negociar, otra manera de resolver un problema legal sin ir a la corte.  

¿Fue útil esta información?