Familia

Divorcio, bienes y deudas

Para poder obtener un divorcio o disolución, tendrá que hacer una lista de lo que tiene, lo que debe, y cómo se deberían repartir esas cosas entre usted y su cónyuge. Obtenga más información sobre cómo dividir sus activos, bienes y deudas.

Mandar esta página a
No estamos seguros de que este recurso sea el correcto para usted. Responda algunas preguntas para ver todos los recursos e información disponibles.

Uno de los desafíos cuando da por terminado su matrimonio es cómo repartirse las cosas que han adquirido juntos. Esto incluye no solo las pertenencias físicas sino los activos financieros, propiedades y deudas. 

Bienes y deudas en disolución

Cuando presenta su pedido de disolución ante la corte, tendrá que incluir un acuerdo de separación con un plan acordado de cómo se van a repartir sus bienes y sus deudas. 

Ambos tienen que ponerse de acuerdo completamente en el plan que presenten y acordar que ese plan es “justo y equitativo”. “Justo y equitativo” no quiere decir necesariamente que se reparte todo por la mitad. Simplemente significa que si uno analiza en su totalidad cómo se van a dividir los bienes, las deudas y los activos, parece ser una solución justa dada la situación. 

Piense en las siguientes preguntas para decidir si un acuerdo es “justo y equitativo”. 

  • ¿Qué aportaron o contribuyeron usted y su cónyuge al matrimonio (deudas y activos)?
  • ¿Cuánto tiempo estuvieron casados?
  • ¿Qué deudas o activos se está llevando cada uno al finalizar el matrimonio?

Bienes y deudas en el divorcio

Cuando presente un pedido de disolución, necesitará dos cosas:

  • Una lista de todos sus bienes y deudas. Esta información se pondrá en la documentación financiera que tendrá que llenar como parte del trámite de divorcio.
  • Decidir lo que tienen que dividir ya mismo. Pueden pasar de 4 a 12 meses o más antes de que su divorcio sea final. ¿Qué necesitará cada uno de ustedes durante ese tiempo? Puede solicitar lo que necesita en el corto plazo mediante órdenes temporales”. 

La división permanente de largo plazo de los bienes se realizará como parte de la resolución de divorcio. Puede decidir cómo repartirlos mientras el divorcio se esté procesando.

Cómo hacer una lista de bienes

Haga una lista de lo que usted y su cónyuge poseen o alquilan. Por ejemplo: 

  • Su casa o departamento
  • Cuentas bancarias
  • Muebles
  • Carros y otros vehículos
  • Seguro de vida 
  • Intereses comerciales, acciones o bonos 
  • Pensiones o cuentas de jubilación
  • Todo lo demás que poseen 

Para algunas de estas cosas que poseen, tendrá que determinar cuál es el “valor justo de mercado”. Este es el monto por el cual podría venderlo ahora, en una venta de garaje o en línea. Para una casa o terreno, tiene que dar su “descripción legal” además del valor justo de mercado. Puede comunicarse con su corredor de bienes inmuebles o registrador del condado y las oficinas del auditor del condado para obtener esta información.

Haga una lista de sus deudas y pagos mensuales

Una deuda es el dinero que le tiene que pagar a alguien por algo que ya compró. Por ejemplo, pueden ser pagos en su tarjeta de crédito, pagos del automóvil o préstamos para comprar un televisor. 

¿Qué deudas tienen usted y su cónyuge? Un tipo de deuda es un “préstamo con garantía”. Un préstamo con garantía está garantizado por algo de valor que usted tiene, o “colateral”. En general es una propiedad o un automóvil. Si deja de hacer los pagos, el acreedor puede usar la garantía para pagar el préstamo. Tenga en cuenta:

  • Préstamos de corto plazo garantizados por su automóvil 
  • Una segunda hipoteca o préstamo sobre el patrimonio neto de su casa 
  • Muebles que alquilan con opción de compra
  • Un préstamo donde usó su primer automóvil como colateral para comprar un segundo automóvil

¿Qué son los préstamos sin garantía? Si un préstamo es “sin garantía”, cuando deja de hacer los pagos el acreedor no puede quitarle fácilmente ninguno de sus bienes. Primero tendrá que demandarlo en la corte. Los préstamos sin garantía pueden ser:

  • Deuda de tarjetas de crédito
  • Anticipos de efectivo
  • Facturas médicas
  • Préstamos estudiantiles

Considere también las cosas que se comprometió a pagar, como su plan de teléfono celular o su alquiler.

¿Qué es suyo y qué es “matrimonial”?

Las cosas que usted y su cónyuge tienen conjuntamente, o que cualquiera de ustedes compró durante el matrimonio, se consideran “bienes matrimoniales” — o bienes compartidos por el matrimonio propiamente dicho. Esto es así aunque hayan tenido cuentas separadas o uno haya ganado más dinero que el otro. Esto es cierto también con las deudas. Independientemente del motivo de una deuda, si ocurrió mientras estaban casados, lo más probable es que ambos sean responsables por ello. No importa a nombre de quién esté la cuenta o tarjeta de crédito. 

Pero puede tener cosas que son “bienes separados”. Estas son cosas que tenía antes de casarse. No necesita dividir los bienes separados con su cónyuge cuando se divorcia. Lo mismo es cierto a veces con una herencia, incluso si la recibió durante el matrimonio. 

Una propiedad puede ser parcialmente “matrimonial” y parcialmente “separada”. Por ejemplo, si su cónyuge pagó un anticipo de $500 para un automóvil justo antes de casarse, y después estuvo haciendo pagos de $100 por mes, $500 del valor del automóvil es su propiedad “separada”. Si renovaron juntos una casa que usted compró antes de casarse, esa casa también sería en parte una “propiedad matrimonial” y en parte una “propiedad separada”. En ambos casos, tendría que restar el valor de la propiedad “separada” antes de dividir el resto.

Planes de corto plazo y órdenes temporales en un divorcio

Su divorcio puede tardar 4 a 12 meses o más en ser procesado en la corte. Puede presentar una solicitud de órdenes temporales para determinar cómo repartir las cosas antes de que se finalice el divorcio.

Cuando considere órdenes temporales, piense en preguntas como las siguientes:

  • ¿Necesita vivir en la casa donde vivían juntos? 
  • ¿Necesita tener el automóvil?
  • ¿Necesita acceso a la tarjeta de crédito? 
  • ¿Quién pagará las cuentas, deudas y gastos para vivir?

Incluso si su nombre no aparece en la cuenta o no tiene posesión de la propiedad o artículo, no quiere decir que usted no será responsable por el pago. Por ejemplo, pueden hacerlo responsable por los gastos médicos de su cónyuge. O podrían demandarlo a usted si su cónyuge no hace los pagos del automóvil que compraron cuando estaban casados, incluso si su cónyuge lo tiene ahora y usted nunca lo manejó.

Puede ser útil conversar con su cónyuge y acordar quién se va a quedar con qué, y quién va a pagar qué en el corto plazo. Luego, pueden presentar una solicitud en común de órdenes temporales. Si no se pueden poner de acuerdo, pueden presentar solicitudes separadas de órdenes temporales. Después la corte analizará sus solicitudes y tomará una decisión. 

Obtenga más información sobre cómo presentar un pedido de disolución, cómo pedir un divorcio sin hijos o cómo pedir un divorcio con hijos

¿Fue útil esta información?