Ir a la corte

Cosas que puede y no puede hacer en la sala del juzgado

Esta guía le ayudará a comprender lo que pasa en la sala del juzgado. Le dará consejos sobre lo que debe saber, decir y hacer para aprovechar su tiempo al máximo. 

Mandar esta página a
No estamos seguros de que este recurso sea el correcto para usted. Responda algunas preguntas para ver todos los recursos e información disponibles.

En la sala del juzgado, hay cosas que debería hacer, cosas que tiene que hacer y cosas que nunca debe hacer. No es fácil reconocer la diferencia, sobre todo si es la primera vez que va a la corte. Esta guía debería aclarar parte del misterio sobre la experiencia de la corte, e informarle sobre lo que se espera de usted. 

Antes de la audiencia en la corte

He aquí cuatro cosas que debería hacerantes de su audiencia en la corte.

  • Tómese el día libre del trabajo. Quizás tenga que pasar todo el día en la corte. Dígale a su jefe que va a tener que tomarse el día libre, y busque a alguien que se haga cargo de sus hijos. No debe llevar a sus hijos a la corte.
  • Averigüe cómo llegar. El citatorio de la corte indica la dirección, edificio y número de sala donde se realizará su audiencia. Consulte el horario del autobús o las instrucciones para llegar varios días antes, para asegurarse de saber cómo llegar. Si piensa ir en automóvil, averigüe dónde puede estacionar.
  • Planifique cómo se va a vestir. Puede tener la tentación de usar ropa cómoda. Pero cuando va a una audiencia, debería vestirse de la misma manera que cuando va a una entrevista de trabajo importante. Eso significa que no debe ir con jeans, pantalones de gimnasia, chanclas o playeras, en la medida de lo posible. Use un lindo saco, corbata o blusa.
  • Llame al secretario si tiene preguntas. El secretario no podrá darle asesoramiento legal. Pero le puede dar información útil, como dónde estacionar su automóvil y qué formularios tiene que llenar o llevar a la corte. 

Cuando llegue a la corte

He aquí cuatro cosas que debería hacer para verificar que esté en la sala correcta y listo para el comienzo de la audiencia. 

  • Averigüe dónde se realizará la audiencia. Apenas llegue a la corte, ubique la sala donde se realizará la audiencia. Si no puede encontrar la sala, pregúntele al secretario. En la sala del juzgado habrá un lugar para sentarse o esperar de pie hasta que se llame su caso. Si no sabe bien dónde esperar, pregúntele a un empleado de la corte.
  • Vaya a la sala temprano. Debería estar en la sala por lo menos 10 minutos antes del horario programado de la audiencia, no en el pasillo. Si no está en la sala cuando se llame su caso, podría perder el caso. 
  • Preséntese con el guarda de banca. Debería hacer esto sobre todo si llegó tarde. 
  • Sea respetuoso. En una sala del juzgado, esto significa escuchar cuidadosamente a todo el personal de la corte. También significa ponerse de pie cuando el juez y entra y sale de la sala. Cuando hable con el juez, debería dirigirse a él o ella siempre como “su señoría” o, si el caso está a cargo de un magistrado, como  “señor” o “señora”.

Cosas que no debe hacer nunca

La sala del juzgado es un lugar formal. He aquí cuatro cosas que no debería hacer nunca

  • No llegue tarde. El día de la audiencia, es muy importante que llegue temprano. Tendrá que pasar por un detector de metales y poner sus pertenencias en un equipo de rayos X antes de poder entrar en el juzgado. Dependiendo de cuántas personas estén tratando de entrar, este proceso puede tardar un rato. 
  • No use su teléfono. No podrá usar su teléfono, computadora o cualquier otro dispositivo en la sala del juzgado. Deje estos en su carro o en su casa, si puede. 
  • No interrumpa. Es importante ser cortés con todos en el juzgado. Ya sea antes, durante o después de la audiencia, tiene que escuchar cuidadosamente lo que se le dice. En la audiencia, no interrumpa nunca al juez, magistrado o cualquiera que esté hablando. Tiene que esperar hasta que le toque el turno. Obtenga más información sobre cómo hablar en la corte.
  • No tenga miedo de preguntar. Si el secretario, juez, magistrado o cualquier otro dice algo o pregunta algo que no comprender, pida que le expliquen lo que quieren decir. 

Durante la audiencia 

Cuando se llame su caso, irá al frente de la sala para prestar juramento. Le pedirán que levante su mano derecha. La persona que le tome juramento dirá: 

“¿Jura solemnemente decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad?” 

En algunas cortes usarán la palabra “afirma” en vez de “jura”. 

Su respuesta debería ser, “Sí, lo haré”. Y eso es lo que deberá hacer: decir la verdad. Si no lo hace y la corte lo descubre, se meterá en problemas serios. 

La persona que presentó el caso será la primera en hablar. Eso significa que podrá contar su versión de los hechos, llamar a testigos y presentar pruebas. Ambas partes pueden interrogar a cada testigo. Es importante no interrumpir o hablar cuando le toque el turno a otro. Obtenga más información sobre cómo trabajar con testigos

Tiene que obedecer reglas específicas de la corte para presentar las pruebas que son importantes para su caso. Obtenga más información sobre cómo presentar pruebas

Después de que ambas partes hayan presentado su versión de los hechos, el juez tomará una decisión de inmediato o “considerará” una decisión. Esto significa que el juez va a pensar sobre la decisión fuera de la sala y se la comunicará más adelante.

Cuando tome la decisión, el juez dictará una orden. 

Esta es la última cosa que debe hacer: obedecer la orden. La orden de un juez es vinculante. Esto significa que usted tendrá que hacer lo que dice la orden, aunque no esté de acuerdo con ella. 

¿Fue útil esta información?